Mantenimiento de ventanas de madera

Una de las principales dudas que tienen los clientes ante las ventanas de madera es su mantenimiento.

Cualquier producto de madera, si es cuidado correctamente puede durar para siempre. La tecnología actual de acabados y protección de la madera se encuentra en condiciones de asegurar una larga vida a sus cerramientos, con un mínimo mantenimiento por su parte.

A continuación, vamos a desarrollar los dos factores que influyen en la calidad y durabilidad de los acabados de las ventanas de madera de aislamiento, y de todos los productos de madera en general.

¿Cómo mantener las ventanas de madera?

Teniendo en cuenta la existencia de procesos de mayor complejidad para necesidades específicas, los cerramientos de las ventanas de madera de TORINCO SL se tratan de la siguiente manera:

  1. Una capa de fondo/tinte con características hidrófugas y fungicidas aplicada mediante tecnología Flow Coating en un área de pintura automatizada con ambiente de trabajo controlado, tanto en temperatura como en humedad por humidificadores automáticos.
  2. Una capa intermedia de protección con 60 micras en húmedo, con un secado posterior controlado mediante túnel de secado de infrarrojos.
  3. Por último, dos manos de acabado final aplicadas con pistola de aire que completa las 320 micras de acabado en húmero.

Estos factores son fundamentales para fabricar un producto de primera calidad y alta durabilidad. Permiten un perfecto estado de uso y apariencia.

El mantenimiento de la carpintería en general y de las ventanas de madera en particular está en función de distintos factores:

  • Orientación
  • Ubicación
  • Soluciones arquitectónicas.

Así, la superficie del acabado de la carpintería de exterior se debe mantener periódicamente, dado que el desgaste es atribuible a la capa de protección, nunca a la madera.

Características indelebles de la superficie de la madera definidas en la elección, fabricación y repaso.

En TORINCO SL se realiza un control exhaustivo de todos los procesos de fabricación. Siempre acorde a las certificaciones de calidad y medio ambiente ISO 9001:2001 e ISO 14001:2004 y la utilización de madera certificada PEFC y FSC de origen controlado.

Este proceso de fabricación óptimo de las puertas y ventanas de madera, se ha conseguido a lo largo de décadas de trabajo con este material y el asesoramiento técnico de nuestros proveedores de acabado y maquinaria.

Utilización de productos específicos de alta calidad para el acabado de cerramientos de madera.

En TORINCO SL usamos productos Sikkens (AkzoNobel Coating, SA).

También, Adler, fabricantes reconocidos mundialmente por ser líderes en este tipo de acabados al agua.

Ellos son, en colaboración con TORINCO SL, los encargados de asesorar a la hora de ajustar todos los procesos a las condiciones idóneas de aplicación de su producto.

Todo ello hace que una ventana de madera sea fácilmente recuperable hasta en las peores condiciones de mantenimiento.

En esta línea, estudios demuestran que un acabado tiene una pérdida de 8 micras al año. Por lo que la renovación es un hecho intrínseco al desgaste normal de todo elemento frente a los agentes atmosféricos externos.

En las siguientes entradas explicaremos los procesos de mantenimiento de la madera básico y a largo plazo.

10 marzo, 2020|